domingo, 5 de mayo de 2013

COLOFÓN

   Con motivo de la publicación del tercer y último número de Historia evolutiva de la especie humana hemos decidido incluir una sección de curiosidades que se habían quedado en el tintero de los redactores hasta ahora. Con estas breves reseñas pretendemos, una vez más, entreteneros y saciar, en parte, vuestra hambre de conocimiento. Buen provecho.

¿SABÍAS QUÉ?

  - La divergencia entre homínidos y “monos del viejo mundo” no se produjo durante el Oligoceno como se creía. El análisis de una especie de mono desconocida hasta ahora, Saadanius hijazensis, que presenta características intermedias, ha permitido concluir que dicha divergencia se produjo mucho más tarde, entre 29 y 24 ma.

 - Las primeras técnicas de agricultura en Europa no fueron desarrolladas por las poblaciones presentes. Los primeros agricultores eran invasores con nuevas y revolucionarias ideas procedentes de Oriente.

 -  Cerca del 3% del genoma de los hombres eurasiáticos proviene del Homo neanderthalensis. Entre otras cosas hemos ganado de ellos una familia de genes que ayuda al sistema inmunológico a rechazar virus.

 - El Homo neanderthalensis probablemente se haya extinguido porque fue incapaz de adaptarse a la caza de animales pequeños.

 - Nuestra resistencia a enfermedades infecciosas fue, en parte, mejorada por dos mutaciones permitiéndole al hombre combatir enfermedades a las que otros animales, como los primates, no fueron capaces de enfrentarse.

 - Más de 200 de nuestros genes proceden de bacterias. La transferencia del ADN bacteriano hacia los cromosomas humanos ocurrió mediante infecciones en el pasado debido a la falta de sistema inmune.

 - El clima es un gran condicionante en la especie humana. Tres grandes cambios climáticos coinciden exactamente con la aparición del género Homo, Australopithecus afarensis y Homo erectus respectivamente.

- Sólo el 1,5% del genoma, correspondiente a regiones codificantes, contribuye a la evolución. 

 - A lo largo de la evolución humana ha habido un aumento relativo del cerebro, que podría relacionarse con la inteligencia.

- Algunos investigadores relacionan aspectos distintivos de la evolución humana como el caminar erguidos y el gran tamaño cerebral, con la aparición del amor. Precisamente, el aumento del tamaño cerebral, hace más de un millón de años, viene seguido por un aumento de las relaciones monógamas.


El Consejo de redacción


LINKS DONDE ENCONTRAR ESTAS Y OTRAS CURIOSIDADES

http://ns.umich.edu/new/releases/7884
http://www.nature.com/news/2010/100714/full/news.2010.354.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/14/ciencia/1279124570.html
http://www.abc.es/ciencia/20130425/abci-reconstruyen-historia-europa-201304251215.html
http://www.plosbiology.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pbio.1000536
http://news.nationalgeographic.com/news/2012/10/121012-neanderthals-science-paabo-dna-sex-breeding-humans/
http://paleorama.wordpress.com/2013/03/07/los-conejos-pudieron-ser-los-responsables-de-la-extincion-de-los-neandertales/
http://www.abc.es/salud/noticias/algunas-enfermedades-infecciosas-pudieron-mediar-12291.html
http://www.soitu.es/soitu/2009/05/18/salud/1242630344_598036.html
http://humanorigins.si.edu/research/climate-research/effects
http://www.nature.com/nature/journal/v422/n6934/abs/nature01495.html
Allen, John S. Bruss, Joel Damasio, Hanna. Estructura del cerebro humano. Investigación y ciencia. Enero 2005. Nº 340. 2005.
Bruner E. La evolución cerebral de los homínidos. Investigación y ciencia. Febrero 2012. Nº 425. 2012:68.
Geschwind N. Especializaciones del cerebro humano. Investigación y Ciencia. Noviembre 1979. Nº 38. 1979.
MacNeilage, Rogers P. F., Lesley J., Vallortigara G. Lateralización del cerebro. Invstigación y ciencia. Septiembre, 2009. Nº 396. 2009.
Wong, Kate. El amor, fruto de la evolución. Investigación y ciencia. Noviembre/diciembre 2010. Nº 45


sábado, 4 de mayo de 2013

EL FUTURO DE LA HUMANIDAD


Desde que Darwin publicara su obra El origen de las especies los científicos se han preguntado si los humanos se han librado de alguna forma de la evolución.



Muchos investigadores consideran que, probablemente, la selección natural que exponía Darwin en su famoso libro El origen de las especies ha dejado de afectar a la humanidad en los últimos milenios por los avances tecnológicos y sanitarios y el incremento de la monogamia, pero no todos los científicos están de acuerdo. 

No hay duda de que los humanos son una especie única en el reino animal. Hemos desarrollado tecnologías que nos han permitido adaptar el medio a nosotros. ¿Significa esto que, en un momento dado, los avances tecnológicos comenzaron a impedir nuestra evolución?

En un estudio reciente, llevado a cabo por un equipo de la University of Utah, se analizaron los SNPs correspondientes a determinados genes y su propagación a través de una proporción significativa de la población. Los genes bajo esta SNP son los mismos salvo por un cambio en un par de bases. Basándose en que las mutaciones favorables aumentarían su frecuencia rápidamente en la población en poco tiempo, los investigadores determinan si los genes contenidos en los cromosomas han evolucionado recientemente. Si el mismo cromosoma procedente de diferentes personas tuviera un segmento con un patrón SNP idéntico indicaría que el segmento en cuestión no ha sido modificado. En caso contrario, se debe de haber producido una evolución reciente y rápida.

Así, el 7% de los genes están bajo una reciente y rápida evolución y hay mucha más diversidad genética en los SNP de lo que se había pensado. Si el ritmo en que los genes están evolucionando en África fueran extrapolados a hace 6 millones de años, entonces las diferencias genéticas entre chimpancés y humanos serían casi 200 veces mayores de lo que realmente son; por lo que el ritmo de evolución se ha visto acelerado recientemente.

Estos investigadores creen que la aceleración de la evolución humana es un estado temporal debido a la migración de hace 40.000 años y a la invención de la agricultura hace unos 12.000 años, o el desarrollo de la ganadería, de manera que todavía estamos adaptándonos.  

El curso de nuestra evolución futura va a ser decidida tanto por la naturaleza como por nosotros mismos. Puede ser que nuestra evolución dependa menos de cómo el mundo nos cambia y más de nuestra gran habilidad para cambiar al mundo.

PABLO GONZÁLEZ NOVOA

BIBLIOGRAFÍA





LA EDAD DE HIELO Y EL ORIGEN DE LA RAZA VASCA



Se acabó el debate sobre la especificidad vasca


El estudio de la diversidad genética vasca, población situada en el epicentro de la región franco-cantábrica (conocido como refugio franco-cantábrico), ayuda a los conocimientos del repoblamiento post-glacial europeo, a descubrir el origen de esta población y la función de dicho refugio. Esta población está caracterizada, entre otras cosas, por el uso del euskera, única lengua preindoeuropea superviviente en Europa occidental moderna y, por tanto, la de raíces más antiguas en esta región. 

La población vasca se encuentra a ambos lados de los Pirineos occidentales. Esta área se divide en 7 provincias, cuatro españolas y tres francesas (aunque datos toponímicos apuntan a una región mucho más grande en la antigüedad). El aislamiento lingüístico, y su posición más distante respecto a un gran conjunto de marcadores genéticos clásicos, han fortalecido el verlos como un aislado genético con el mejor grado de continuidad genética con los cazadores-recolectores del Paleolítico.

Se ha utilizado para la investigación ADNmt humano, que es en este momento el marcador más informativo para el estudio de la prehistoria europea. Se caracterizó la ascendencia materna de 908 individuos vascos y no vascos del País Vasco y regiones adyacentes (con criterios de inclusión adecuados al estudio). 

Localización geográfica de las poblaciones estudiadas

Mediante el estudio de 22 SNPs de la región codificante, que fueron analizadas por SNaPshot, clasificadas por el GenoCoRe22 multiplex, se obtuvo que el 46,3% de las muestras pertenecían al haplogrupo H, característico de poblaciones de ascendencia de Europa occidental. De las restantes, todas, menos tres, pertenecían a los haplogrupos que caracterizan a la región euroasiática; dos pertenecían al África subsahariana y otra al haplogrupo C, que caracteriza sobre todo poblaciones de Asia Oriental.

Secuenciaron el genoma de 420 ADNmt completos (correspondientes al 46.3%) y se centraron en este haplogrupo H. Integraron estos datos en la filogenia global de dicho haplotipo y se reconstruyeron estas filogenias con el fin de identificar la solución más parsimoniosa  con la ayuda del software mtPhyl.  El resultado fue la identificación de 6 haplogrupos ADNmt autóctonos: H1j1 (12,4%), H1t1 (8,1%), H2a5a1 (5,2%), H1av1 (5%), H3c2a (3,3%) y H1e1a1 (2,9%). El origen de estos se remonta a hace unos 4000 años, y su separación de los genes paneuropeos sobre 8000 años atrás (precediendo a la supuesta llegada de los agricultores de Oriente Próximo).


Árbol filogenético de los 6 haplogrupos autóctonos

Se puede concluir que los resultados apoyan la continuidad parcial con los primeros colonos de sus tierras, que se remontan al pre-neolítico. Se espera, en base a esta investigación,  que cada vez se arroje más luz sobre la historia demográfica del continente europeo.

SANDRA ABALDE GRAÑA


BIBLIOGRAFÍA


domingo, 14 de abril de 2013

CRÍTICA (CONSTRUCTIVA) A NATIONAL GEOGRAPHIC

   Por petición docente (y sentido del deber ético-científico), elaboramos este breve compendio de observaciones sobre afirmaciones que se exponen de forma incorrecta o exagerada en el vídeo divulgativo que adjuntamos en el primer número de la revista.

   Tal vez los que lo hayáis visto tengáis ya una idea de los aspectos que vamos a comentar. En cualquier caso, serán muy bien recibidas más aportaciones sobre posibles faltas de rigor en este documental. No se trata de criticar por criticar, sino de hacer un ejercicio de reflexión en el que aplicar los términos, conceptos y conocimientos que ya manejamos. Puede incluso que nos sorprendamos de nuestra propia sapiencia y capacidad de crítica. O tal vez no... Pero sin duda nos servirá para aprender.

   Tal como apuntaba Horacio en su comentario, efectivamente en algunos puntos de la narración se da a entender que toda nuestra especie procede de un único individuo, heroico superviviente tras catástrofes, peligros y competencia con otras especies. Evidentemente, pocas posibilidades de supervivencia podría tener una especie cuya población está integrada por un individuo, o aunque fuese una pareja de ellos. Sin necesidad de profundizar en formulaciones matemáticas, semejante cuello de botella sería difícilmente superable para una especie. 

   Un grupo, más o menos numeroso, de individuos está en la base de nuestro árbol genealógico. Parte de esos individuos salieron de África y se distribuyeron por todo el Globo. Unos hipotéticos "Adán y Eva", germen de toda la población humana actual, no son congruentes con los conocimientos que a día de hoy tenemos sobre nuestra evolución, diversidad genética, etc.

   Por otra parte, también nos parece interesante comentar que como antecesor directo de nuestra especie la narración menciona al Homo sapiens "primitivo". Mas, si se trata de individuos H. sapiens, se trata de nuestra especie, no de ningún antepasado, evolutivamente hablando. Quizás se refiera a que los primeros individuos de nuestra especie poseían ciertos rasgos considerados más primitivos que los que manifestamos actualmente. ¿Cómo podría haber una versión "primitiva" y otra "moderna" de una misma especie? Y de haberlas, ¿en qué caracteres se han basado para establecer dicha diferenciación?

   Pese al evidente carácter épico de esta producción de National Geographic y su clara intención de atraer a las masas (¿no es dudosa la utilidad científica que pueda tener un hombre disfrazado de Australopithecus afarensis en el centro de Londres? Pero reconozcámoslo, tiene gracia) no debería renunciar a expresar la información de la forma más correcta posible. No por ser divulgativa la información científica ha de perder rigor.


El Consejo de redacción